Actualidad

Manuel Muelas, Presidente de AFCCM: “Necesitamos ya una norma sobre Construcción Industrializada”

10 junio 2014

 

La Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid acogió el pasado día 4 de junio una jornada sobre “Construcción Industrializada de Viviendas Eficientes”, donde la Asociación de Fabricantes y Constructores de Casas de Madera de España estuvo representada por su Presidente, Manuel Muelas Peña.

 

Esta jornada se proponía impartir un conocimiento especializado de técnicas constructivas industrializadas para su aplicación a la construcción. “Es prioritario conseguir una Construcción Industrializada cercana al usuario y sostenible, también desde el punto de vista arquitectónico y urbanístico”, señaló en su discurso de bienvenida Carlos López Jimeno, Director General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid.

 

Una actividad huérfana de normativa

Manuel Muelas Peña, Presidente de la Asociación de Fabricantes y Constructores de Casas de Madera de España (AFCCM) viene insistiendo durante mucho tiempo en la necesidad de que la Construcción Industrializada se atenga a una normativa específica, y que no se rija por los mismos parámetros que la construcción convencional.


“Pero los poderes públicos no mueven un dedo –denunció el Presidente de AFCCM ante su auditorio-. Cuesta mucho hacer entender lo nuevo. Esta actividad ni siquiera está reflejada como tal en el CNAE (Clasificación Nacional de Actividades Económicas).

 

Manuel Muelas hizo estas manifestaciones en una mesa redonda moderada por Ismael Miguel Prieto, Director General de Urbanismo y Vivienda en el Ayuntamiento de Alcorcón. “Aunque existen numerosos lobbys ligados a los diferentes materiales de la construcción, no existe el lobby de la Construcción Industrializada, y eso nos resta eficacia”, apuntó Prieto, quien insistió durante su intervención en la necesidad de crear una agrupación empresarial en torno a la Construcción Industrializada.

 

José Miguel Reyes, Profesor de Proyectos de la Universidad Alfonso X el Sabio y Profesor de Postgrado en varias universidades, aludió a un problema cultural como causa del retraimiento de profesionales y consumidores ante la Construcción Industrializada.

 

Arturo Alarcón, Jefe del Área de Sostenibilidad y Construcción Sostenible en la Plataforma Tecnológica del Hormigón, añadió que “la principal barrera son los prejuicios”, y señaló como solución “romper barreras”. Más optimista que sus colegas en la mesa redonda, concluyó que “fabricantes y arquitectos se entienden cada vez más y mejor”.

 

Agustín Vázquez, Vicepresidente de MODULTEC, S.L., se preguntó quién ejecutará finalmente el desarrollo de la construcción industrializada de la edificación en España. “Si no apostamos por ello, vendrán otros a hacerlo por nosotros”, advirtió.

 

La Construcción Industrializada

La Construcción Industrializada, como se entiende actualmente en Europa, trata de sustituir unas técnicas constructivas “artesanales” (pero sin artesanos), por una introducción de técnicas innovadoras que modernicen el sector, sacándole del estado de industria primaria en el que se mantiene, con todos los problemas añadidos: disminución creciente de la calidad, dependencia de la climatología, dificultad de incorporar a la mujer al trabajo, el alto número de siniestrabilidad laboral, etc.

 

“No tenemos por qué construir como se viene haciendo desde hace doscientos años –señaló en su ponencia Pablo Saiz Sánchez, Socio Director de MODULAB, ARQUITECTURA Y VIVIENDA-. La Construcción Industrializada permite la personalización. En diez o quince años veremos en España esta nueva realidad”.

 

“La continuidad de la demanda es esencial para la industrialización de la vivienda –advirtió Almudena Ribot, Co Directora de NUÑEZ RIBOT ARQUITECTOS-. La Construcción Industrializada comporta flexibilidad, con catálogos abiertos y compatibilidad de los elementos de diferentes modelos. Permite avanzar desde la estandarización hasta la customización, y consumar pequeños proyectos en tan solo una semana”.

 

Guillermo Martínez, Director de Operaciones de EUROBOX, defiende que la aplicación de la ingeniería y la industria en la edificación y la arquitectura es sinónimo de eficiencia. “El objetivo final es racionalizar la construcción: + control del proceso, + calidad, + exactitud, - tiempo, + gestión de los residuos, - consumo de recursos.”


Según el ponente, la Construcción Industrializada “es una alternativa válida, siempre que salvemos los prejuicios”.


En función de la predecibilidad de la demanda, el nivel de personalización que requiera el producto y el tiempo que esté dispuesto a esperar el cliente, la Construcción Industrializada se puede ejecutar:

 

 

Alejandro Alonso, portavoz del equipo formado también por Beatriz Garrido, Laura Sopeña y Jorge Trallero (estudiantes de Arquitectura en la Universidad de Alcalá de Henares), explicó al auditorio el proyecto de un conjunto vacacional sostenible en Argelia, desarrollado bajo la dirección de la empresa AMERICAN BUILDING SYSTEM, S.L., y que consiste en la aplicación de su sistema constructivo TETRALAR en una obra de gran magnitud, con la incorporación novedosa de la geotermia.

 

Estado actual y oportunidades de la Construcción Industrializada

Albert Espinalt, Director de Marketing y Ventas de COMPACT HABIT, aboga por la concienciación social en torno a la Construcción Industrializada. “Estamos muy lejos, pero damos pasos…”, resaltó.


Espinalt rechaza que se identifique la Construcción Industrializada con “lo barato”. Al contrario, defiende que “la componente Calidad existe”. A lo que hay que sumar:

 

 

Yolanda Estrada, Directora General de A-CERO, defendió en su ponencia “la comunicación de la Construcción Industrializada”. Así, destacó la importancia de divulgar la industrialización de la edificación hacia los Medios.


“Parece que el ladrillo todavía da al consumidor más seguridad, y que la Construcción Industrializada sólo sirve para una edificación provisional, pero esto puede y debe cambiar”, vaticina Yolanda Estrada, quien no obstante apela a la responsabilidad de los fabricantes. “Deben ejecutar y terminar correctamente sus edificios, con sistemas contrastados –insistió-. Un usuario final nunca debe percibir una casa con defectos”.


A juicio de la ponente, el nivel profesional en este campo en España es muy alto: ingenieros. Fabricantes y arquitectos. “Hay que fabricar bien y proyectar bien”, dijo.


La Directora General de A-CERO opina que “el apoyo de la Administración a la Construcción Industrializada es fundamental”.

 

Miguel Nevado, Asesor Técnico de KLH para el mercado español, se mostró escéptico respecto a “posibles cambios de mentalidad en la Administración”.


“Sólo hay dos tipos de construcción –sentenció-: La buena y la mala. Haber prefabricado mal en el pasado es lo que nos ha traído la imagen tan negativa en el presente”.


Para Miguel Nevado, la madera aporta flexibilidad a la Construcción Industrializada. “No hay dos edificios iguales; puede tratarse de edificios extraordinarios, simples o complejos. No importa la complejidad o requisitos estructurales. Y los tiempos son cortos y controlados”. Y añadió que “la Construcción Industrializada no requiere mano de obra especializada; basta con unos buenos montadores”.


Según el ponente, “el tiempo dará la razón a la Construcción Industrializada”.


Respondiendo una pregunta de una asistente a la jornada, Nevado informó que el precio de una construcción basada en el tablero contra laminado de KLH se halla entre los 200 y los 1.500 € / metro cuadrado. “No es más barato, pero sí es más predecible”, concluyó.

 

afccm

 

afccm

 

 

» Volver a Actualidad